miércoles, julio 24, 2019

CAÍDA EN LAS EXPORTACIONES EN MAYO: MÁS PRUEBAS DE LA CRISIS ECONÓMICA

CAÍDA EN LAS EXPORTACIONES EN MAYO: MÁS PRUEBAS DE LA CRISIS ECONÓMICA

crisis

La política de inserción a la economía global sigue dando pruebas del fracaso de su implementación. En mayo de 2014 las exportaciones cayeron 38,9%, con relación al mismo mes del 2014. Esto indica que, a pesar del fuerte incremento en el precio del dólar, el país no es capaz de aprovechar este elemento de competitividad para incrementar sus ventas al extranjero.

Si bien es cierto que buena parte de esta caída es explicada por la disminución de productos minero-energéticos, especialmente combustibles que cayeron 48%, los otros sectores tampoco repuntan. Las exportaciones del sector agropecuario cayeron 2,8% en este mismo periodo y las de manufacturas lo hicieron en 1,4%.

Por otro lado, hay más hechos que permiten demostrar que los tratados de libre comercio no han logrado aumentar las exportaciones de Colombia, porque a pesar del mayor acceso a otros mercados, la oferta exportable del país es cada vez menor. En los primeros 5 meses de 2015, las exportaciones a la Unión Europea se contrajeron en 36,4%, a Estados Unidos en 31,6%, a Canadá en 28,1% y a México en 22,9%, por mencionar unos casos.

En los 12 meses entre mayo de 2014 y mayo de 2015, el país redujo sus exportaciones en US$10.200 millones, lo que significa menos ingresos para el país y más déficit que recaerá en los ciudadanos.

A pesar de estos resultados, el Gobierno Nacional sigue empecinado en eliminar mecanismos de protección al ingreso de mercancías que compiten en mejores condiciones con la producción agrícola e industrial del país. Ya se anuncia otra reforma arancelaria y se ha amenazado con desmontar el Sistema Andino de Franjas de Precios, es decir, menos producción y empleos colombianos y más importaciones. De seguir esta orientación, la crisis del país seguirá agravándose y las proyecciones indican que el 2015 podría terminar con un déficit comercial superior a los US$ 16,600 millones ($ 40 billones). Para colmo, con un dólar caro, las importaciones le costarán más al bolsillo de los colombianos, reduciendo su ingreso disponible, desmejorando su calidad de vida y obligando a un mayor endeudamiento.

La academia, el Congreso de la República, alcaldes, gobernadores, empresarios y trabajadores no pueden ser ajenos a esta situación que afecta a la mayoría de colombianos. Es urgente un debate nacional sobre esta política económica que se asemeja cada vez más a la crisis en Grecia.

 

Mario Alejandro Valencia

@mariovalencia01


 

About The Author

Related posts