domingo, diciembre 8, 2019

Cuentas de vías 4G: sin plata de Isagén, por ahora

Cuentas de vías 4G: sin plata de Isagén, por ahora

VIAS
EL COLOMBIANO

Al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, y al vicepresidenteGermán Vargas Lleras, no les queda de otra que sentarse sobre la misma mesa.

Ambos deberán desde hoy pensar de dónde saldrán los, al menos, 5,34 billones de pesos que esperaban de la subasta del próximo martes del 57,61 por ciento de las acciones de Isagén y que el Consejo de Estado suspendió.

Las decisiones judiciales juegan en contra del Gobierno para obtener a tiempo recursos que apalanquen la financiación de las vías de cuarta generación (4G), mediante el Fondo de Desarrollo de Infraestructura Nacional (Fondes) de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN).

Estimaciones oficiales apuntan a que el 11 por ciento de la primera y segunda ola de proyectos del programa 4G se financiará mediante la entidad.

A eso se suma que los primeros tramos adjudicados deben estar en cierres financieros para finales de 2015, como se desprende de un documento del Viceministerio de Hacienda obtenido por EL COLOMBIANO.

El texto de 19 páginas sustenta el discurso de Cárdenas de las últimas semanas para hacer frente a las propuestas que no implican vender la participación de la Nación en Isagén (ver análisis “Vender a Isagén es una buena decisión”).

¿Un plan b para el Gobierno?

Entre las estrategias con menos objeciones que plantea el documento, pero descarta de entrada, está la titularización de los dividendos futuros de Isagén a la Nación mediante una emisión equivalente al valor esperado por la enajenación de la participación accionaria en Isagén.

“Para obtener un monto equivalente a 5 billones de pesos a través de esta alternativa de titularizacion, los cálculos del Ministerio arrojan como resultado que sería necesario comprometer los dividendos futuros a perpetuidad, lo cual es equivalente a la enajenación de la compañía”, concluye el análisis técnico.

Así las cosas, para el gobierno no hay un “plan b” a la vista en caso de que por la vía judicial se dilate o trunque la obtención de recursos frescos por la privatización de Isagén.

En contraste, desde la oposición a la enajenación de acciones se sugiere que sí hay alternativas de obtener los recursos para las vías 4G sin tener que privatizar a Isagén.

Para José Roberto Acosta, consultor financiero y miembro de la Red de Justicia Tributaria, se podría combinar la explicada titularización de dividendos con una capitalización directa de la FDN, mediante bonos de capitalización del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafín).

“Si eso se hizo con los bancos tras la crisis de 1999, ¿por qué el Gobierno no lo hace con la FDN? Eso es más barato que vender a Isagén y no afecta la regla fiscal, sin necesidad de más deuda pública o uso de reservas internacionales”, explicó Acosta a este diario (ver análisis “Está claro que es un error vender a Isagén”).

Pero esa posibilidad no la contempla el Gobierno en su análisis de estrategias para financiar las vías 4G.

En ese sentido, el senador Iván Duque (Centro Democrático) señaló el miércoles pasado durante un debate por la privatización de la generadora: “Vender a Isagén, en los términos que están planteados por el Gobierno (…) es premiar la falta de creatividad financiera en el Ministerio de Hacienda”.

Lío judicial continúa

Y mientras Cárdenas y Vargas Lleras concilian si hay posibles alternativas para apalancar a los concesionarios de vías 4G, el Consejo de Estado rompió su silencio el jueves pasado, frente a los memoriales, peticiones y hasta tutelas para que se pronunciara ante las demandas de nulidad presentadas entre agosto y noviembre de 2013 por parte de Sintraisagén, la Red de Justicia Tributaria y el mandato Dueños de Isagén (colectivo de empleados, jubilados y extrabajadores de la generadora).

La medida cautelar de suspensión dictada por el consejero Hugo Fernando Bastidas, se dio después de acumular los tres procesos y vino con un detalle que pospone más la eventual venta de la generadora.

El magistrado reconoce que los procesos judiciales contra la venta “no están en condiciones de recibir sentencia todavía” y agrega: “Aún dando preferencia al trámite judicial correspondiente, el fallo podría recaer en no menos de dos a tres meses”.

Se corre la venta

Para Sintraisagén una decisión de fondo se podría dar en cuatro meses, luego de atender audiencias, aclaraciones antes de tomar una decisión de fondo.

En ese sentido, el ministro Cárdenas salió ayer a los medios a pedir celeridad al Consejo de Estado en su decisión sobre las demandas que cursan contra la venta de Isagén. Además, el Ministerio instaurará recurso de súplica, con lo que buscará aportar pruebas sobre la inconveniencia de la suspensión del proceso de venta.

Igual trámite aplicó el Gobierno el 2 de abril de 2014 ante el mismo tribunal y logró que el 22 de mayo, 48 días después de decretadas medidas cautelares, se levantara la suspensión.

Con esos antecedentes, las medidas cautelares es probable que se levanten en unos dos meses, teniendo en cuenta que no son tomadas “por razones de inconstitucionalidad o ilegalidad manifiesta”, como señala en su providencia Bastidas. Y también el Consejo de Estado se puede tomar dos meses más para dar un fallo de fondo.

Así que los opositores a la venta volvieron a ganar tiempo frente a la mayor privatización de la última década y la segunda de la generadora, luego de la democratización del 19,22 por ciento de su propiedad, en 2007 y que significó al Gobierno 266 millones de dólares de la época.

Por su parte, la repentina decisión del Consejo de Estado encoge los tiempos para el gobierno Santos que busca vender a Isagén para tener recursos para apalancar la financiación de las vías 4G.

Por ahora, de las nueve compañías que mostraron interés en algún momento por Isagén, solo quedan tres, todas extranjeras que, por ahora, tendrán que esperar para ofertar.

De dónde saldrá la plata…

En un escenario en que el Consejo de Estado se tome cuatro meses para resolver los procesos contra la venta de Isagén y el Gobierno aguarde la decisión para no exponerse a una nueva suspensión, la subasta, de darse, solo sería en octubre próximo.

Eso corresponde con los tiempos en que se estén definiendo los cierres financieros de los primeros tramos adjudicado de vías 4G.

Además, es una incógnita saber qué tanto influyen las decisiones judiciales por venir en el apetito inversionista de los tres oferentes. Este diario consultó a Brookfield (Canadá) y Colbún (Chile). Coincidieron en decir que un acuerdo de confidencialidad suscrito con el Ministerio de Hacienda les impide referirse al proceso y a Isagén. Por su parte, GDF Suez (Francia), no dio respuesta.

Lo cierto es que hoy el precio base de cada una de las 1.570 millones 490.767 acciones de la Nación ronda los 3.400 pesos, al ajustarse por inflación los 3.178 pesos del suspendido decreto 1609 de octubre de 2013.

Juega a favor de mantener su interés el alza de la tasa de cambio: más pesos por el mismo dólar. Hoy los 5,34 billones de pesos que de entrada busca el Gobierno en la subasta equivalen a unos 2.209 millones de dólares, menos que los 3.004 millones de dólares correspondientes al 8 de mayo de 2014, cuando la subasta se cayó por otras medidas cautelares y el cambio era de 1.912 pesos.

Faltan más demandas

Pero un atenuante para los oferentes y otra amenaza a los planes oficiales para las 4G es la acción popular que avanza en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca. La interpuso el expresidente Álvaro Uribe Vélez desde hace 21 meses, alegando detrimento patrimonial de la Nación con la privatización de Isagén.

Su apoderado, el abogado Guillermo Rodríguez, informó a EL COLOMBIANO que se acaban de decretar prácticas de pruebas y ordenó un peritaje para que la Universidad Nacional avalúe el costo de Isagén:

“Ese dictamen pericial saldría en 20 días y ahí pasa a fallo de primera instancia y, dado el caso, la segunda instancia será el Consejo de Estado”, explicó Rodríguez.

Al final, mientras el Gobierno evalúa posibilidades de financiación para las 4G, la lenta justicia toma decisiones y los opositores a la venta buscan más formas de frenarla, el país está dividido entre un empresariado que apoya la privatización y unos sectores sociales y académicos que se oponen.

http://www.elcolombiano.com/cuentas-de-4g-sin-isagen-por-ahora-HA1929328

About The Author

Related posts