lunes, abril 22, 2019

EL NEGOCIO DEL AÑO: PRORROGAR LA CONCESIÓN DEL ALUMBRADO PÚBLICO EN CARTAGENA

EL NEGOCIO DEL AÑO: PRORROGAR LA CONCESIÓN DEL ALUMBRADO PÚBLICO EN CARTAGENA

Leonardo Jiménez Molinello
Director de Cedetrabajo Cartagena e investigador económico

El Alcalde encargado de Cartagena Pedrito Pereira acaba de presentar un proyecto de acuerdo en
sesiones extraordinarias del concejo distrital, para prorrogar por un año el actual contrato de
concesión del alumbrado público del distrito, con el argumento de que la administración no tiene
conocimiento de los indicadores técnicos, operativos y financieros de este contrato que a la fecha
cumple 20 años.

Con la Celebración del Contrato N VAL.93333869 de 1998 entre la Alcaldía de Cartagena, la Unión
Temporal de Energía, Suministro, Montajes y Construcciones SA, ISM SA y Electroconstrucciones
LTDA – hoy Consorcio iluminemos – la ciudad perdió, porque entregó en concesión el suministro,
expansión, reposición, operación, mantenimiento y administración del sistema de alumbrado público a un operador privado, convirtiendo un servicio público en un gran negocio.

Entre los principales beneficios otorgados en esta concesión, se encuentra la retribución del
operador en la Cláusula decimotercera de este contrato, la cual estableció como obligación del
distrito retribuir el costo económico total del suministro e instalación de las luminarias y de la
infraestructura en que incurriera el contratista desde su entrada en vigor, es decir, en estas dos
décadas el operador privado no ha colocado ni un solo peso de su bolsillo en el sistema de
alumbrado distrital.

Cuando inició esta concesión el Distrito contaba con 30.055 luminarias, con una potencia instalada
de 6.082 KW y hoy, 20 años después, se tienen 43.878 luminarias con una potencia de 6.228 KW.
Del total de esas luminarias, el 93%, esto es 40.941, se encuentran en la zona urbana y el 7% –
2.937 luminarias – en la zona rural. El crecimiento de la infraestructura del alumbrado público en
estos 16 años ha sido del 46%, lo que representa un  aumento promedio anual de 2.88%, además
en relación con el mantenimiento, la reposición, expansión y modernización de los 817 semáforos,
53 cámaras y botones peatonales, las 100 señales sonoras agrupados en las 89 intersecciones
viales, se realizaron con los ingresos que se obtiene de la tarifa del impuesto alumbrado público de
los 118 mil usuarios del sistema.

Durante este tiempo y de la mano con el panorama descrito, el consorcio iluminemos ha obtenido
unos ingresos por $516 millones 219 mil pesos con una Tasa interna de Retorno del 28.76%, cuando
la CREG ha prescrito que la ganancia aceptable para este tipo de proyectos no puede superar el
13.9%. En contraste, la tarifa de los usuarios ha crecido un 247% y la facturación en un 459%. A
partir de ello, se concluye que el número de usuarios no ha tenido un crecimiento significativo,
mientras que las tarifas han experimentado un alza exorbitante afectando los ingresos de los
cartageneros.

Panorama que se agudiza, al haberle este contrato generado al operador privado excedentes por
$14 mil millones, debido a que la Contraloría General de la República por medio de un concepto le suprime la obligación a Iluminemos de la instalación del alumbrado navideño desde el 2007,
generando unos cuantiosos excedente que a la fecha no se han transferido al distrito.

Gracias a esto, se puede concluir que prorrogar este contrato no es más, que otro atentado al interés
general y a las finanzas del distrito, quien debería asumir la operación directa del alumbrado sin
generar elevadas ganancias a un operador privado.

About The Author

Related posts