miércoles, octubre 17, 2018

(La República) El pago de los salarios de los colombianos pesa 35% del Producto Interno Bruto

(La República) El pago de los salarios de los colombianos pesa 35% del Producto Interno Bruto

Centro Democrático presentó proyecto para incrementar el mínimo

Laura Lucía Becerra Elejalde – lbecerra@larepublica.com.co

En línea con las propuestas de campaña del presidente Iván Duque, el senador Álvaro Uribe, en cabeza del Centro Democrático, presentó un proyecto de Ley que buscaría dar al mandatario facultades para que aumente una vez, y de forma “extraordinaria”, el salario mínimo.

Si bien la medida no plantea un monto exacto, y el congresista aclaró que no “habla de porcentajes”, esto tendría un impacto considerable en la economía nacional, teniendo en cuenta que todos los salarios de los colombianos pesan 35% del PIB, de acuerdo con una matriz insumo producto elaborada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) y revisada por el Banco de la República a través de su Centro de Estudios Económicos Regionales (Ceer).

Aunque la medida inicialmente cobijaría solo a 1,7 millones de personas que, según el MinTrabajo devengan este salario, alrededor de 11 millones de colombianos reciben mensualmente menores ingresos y cuentas como el Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito (Soat), la cuota moderadora en las EPS, los servicios notariales y los aportes a pensión, así como servicios como las grúas, los patios y las matrículas y pensiones en los colegios, comparendos, peajes, avalúos catastrales y cánones de arrendamiento podrían aumentar en línea con el mínimo.

Si se tienen en cuenta las cifras de Anif, según las cuales el salario mínimo, con todo y costos extrasalariales, le cuesta $1,2 millones por trabajador al empleador, este incremento podría costar unos $111.000 millones a las empresas, en caso de que fuera igual a la variación promedio del mínimo desde 2013 (5,4%).

Si bien dentro del proyecto no establece un mecanismo para evitar presiones inflacionarias, el senador Fernando Araujo entregó un parte de tranquilidad, pues aseguró que el aumento “tiene que venir acompañado de un alivio importante a los impuestos de las empresas, de manera que reciban un apoyo que ya no será extraordinario, sino permanente”. Según esto, el impacto final para las empresas dependerá también de la aprobación de la reforma tributaria en la que viene trabajando el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Frente a esto, Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), aseguró que si bien es “una medida interesante”, merece ser “estudiada con todo el cuidado”.

El líder de los empresarios explicó que “la competitividad tributaria es una de las varias condiciones que puede influir en la creación de empleo de calidad, lo que también implica mejores salarios para los trabajadores, incentivando así el mayor consumo de hogares, lo que se traduce en una mayor dinamización de la economía en general”.

Para Stefano Farné, director del Observatorio de Mercado de Trabajo de la Universidad Externado, esta propuesta se presenta como poco viable en principio, tomando en cuenta que el ministro, anteriormente, ha expresado que el pago mínimo a los trabajadores colombianos es “demasiado alto”.

“Hay que ver en parte, cuánto subiría, si sube 0,5% tendría un efecto mínimo, pero si llega a subir 10% sí tendría un impacto considerable”, asegura Farné, quien sostiene que existen pocas posibilidades de que se materialice la propuesta; primero, por la posición expresada por el ministro, y segundo, “suponiendo que logren convencer a Carrasquilla, que además se haga un aumento importante”.

LOS CONTRASTES

BRUCE MAC MASTERPRESIDENTE DE LA ANDI
“Para que esta iniciativa sea sostenible es importante que esté acompañada de un entorno favorable a la inversión, a la productividad y al crecimiento”.

MARIO VALENCIA DIRECTOR DE CEDETRABAJO

“El problema no es la inflación sino la baja capacidad de compra de los hogares, se pueden sacrificar puntos de la inflación siempre y cuando la gente tenga ingresos”.

Por su parte, Iván Jaramillo, investigador del observatorio laboral de la Universidad del Rosario, asegura que si bien “hay una brecha de poder adquisitivo que debe ser corregida”, este tipo de medidas deberían ser tramitadas en principio ante la Comisión de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, que está constituida de forma tripartita por sindicatos, pensionados y el Gobierno.

El senador Uribe aseguró tras la presentación del proyecto de Ley que “para evitar presiones inflacionarias que puedan anular el efecto de este aumento extraordinario se propone que inicialmente se ahorre en los Fondos de Cesantías para que no salga a la corriente monetaria”, y que será determinación del presidente Duque disponer cuáles indicadores de los que están sujetos al salario mínimo no serían impactados por este aumento en caso de hacerse efectivo.

Tomado de: La República

About The Author

Related posts