jueves, diciembre 12, 2019

LOS TRABAJADORES DE LA CULTURA EN ALERTA Y EN PIE DE LUCHA. II ENCUENTRO CULTURAL DEL ZONAL SUR-OCCIDENTE

LOS TRABAJADORES DE LA CULTURA EN ALERTA Y EN PIE DE LUCHA. II ENCUENTRO CULTURAL DEL ZONAL SUR-OCCIDENTE

Entre el 28 de febrero y el 1 de marzo, se reunieron en la Casa de la Cultura “José María Vivas Balcázar” de Tunía, Cauca, representantes de colectivos de teatro y miembros de otros sectores culturales de Quindío, Valle, Nariño, Cauca y Bogotá, con el fin de analizar la problemática del sector. Entre las personalidades del arte y la cultura que se hicieron presentes en representación de sus departamentos y ciudades se encontraban: Phánor Terán, Vilma López, Juan Diego Gaspar, Felipe Arango, Wilmar Carango, Carlos Fernando Suárez, Santiago Vásquez, César Noguera, Leonardo Bejarano, Carolina Fernández Tovar, María Clemencia Muñoz, Claribel Hernández y Jaime Franco.

En la agenda se estudiaron, entre otros temas, la seguridad social de los artistas y gestores culturales, y especialmente la Ley 133 de pensiones, la diferente legislación nacional relacionada con el tema, así como la interrelación de las agrupaciones teatrales de la zona, y las reuniones sostenidas con el Ministerio de Cultura en Bogotá y Pasto.

Entre los acuerdos, se ratificó la necesidad de rechazar la Ley 133, que pese a  haber sido suspendida recientemente, significa un retroceso frente a la premisa planteada en la Ley General de Cultura de 1977, en la que se garantizaba el derecho a la pensión, equivalente a un salario mínimo mensual, para los artistas y gestores culturales.

culEn este contexto se programó para el 27 de marzo de este año, en Armenia (Quindío), un plantón contra la Ley 133, promovido por el colectivo teatral de la zona. En Cali, se realizarán movilizaciones contra la misma ley, la ley de espectáculos, la tercerización, la informalidad y la carencia de espacios de capacitación para los trabajadores de la cultura, y la falta de apoyo y presupuesto estatal. Estos actos serán apoyados en diferentes regiones del país.

Se vieron con preocupación, el reducido presupuesto cultural (0.3% del presupuesto nacional), y las declaraciones de la Ministra de Cultura anunciando un recorte del 50%, para el año próximo. Mientras los artistas colombianos reciben cada vez menos estímulos y subvenciones, los productores y monopolios internacionales se ven favorecidos con los tratados de Libre Comercio (TLC) con EEUU y otros países. Entre los beneficios que estos reciben están los subsidios para la presentación de espectáculos públicos, las reducciones fiscales, la mayor cuota de pantalla en la televisión nacional, los estímulos a los cineastas extranjeros, y la limitación de los derechos de autor a nivel nacional. El Plan Nacional de Desarrollo (PND), del segundo mandato de Santos, ratifica estas prebendas e incluso las amplía. Por ejemplo, se permite que la participación extranjera en las concesionarias de televisión, pase del 15 al 40%, y se faculta al Estado para ceder, a título gratuito, sus derechos de propiedad intelectual.

Frente a la grave situación, el pírrico presupuesto del sector, la falta de apoyo estatal a los artistas nacionales y el favorecimiento de las trasnacionales, se hace necesaria una lucha conjunta de todos los trabajadores culturales, unidos a los demás sectores nacionales, los cuales sufren problemas similares. En este sentido, se programó otro encuentro con la participación de colectivos, miembros del sector teatral y de otras ramas artísticas y culturales, en Quindío, que se llevará a cabo el 29, 30 y 31 de mayo. Participarán representantes del Valle, Cauca, Nariño, Quindío, Huila, Tolima y Bogotá, e invitados de Caldas, Risaralda y Boyacá.

Además de continuar la lucha contra la legislación antinacional, defender los derechos de los artistas y promover una cultura democrática, se realizarán diferentes mesas de trabajo profundizando las necesidades y la problemática del sector. Como punto fundamental se promoverá la realización de un festival de teatro de la zona sur-occidental, buscando la interacción de los grupos, el intercambio de experiencias, así como una elevación de los niveles generales de calidad artística.

Invitamos a todos los colombianos y en particular a los trabajadores de la cultura, a brindar su apoyo y su solidaridad a la movilización del 27 de marzo, defendiendo los intereses del sector cultural, que son en última instancia, los intereses de la cultura nacional.

FELIPE ARANGO

About The Author

Related posts