domingo, agosto 18, 2019

Maravillas del sistema solar: los océanos ocultos de Europa

Maravillas del sistema solar: los océanos ocultos de Europa

Por: David Tovar* 

El Tiempo, Bogotá, D. C., 27 de marzo de 2019

La luna Europa, que orbita alrededor del planeta Júpiter, tiene un tesoro bajo su gélida corteza.
En la Tierra, los océanos cubren aproximadamente el 70 por ciento de la superficie y comprenden poco más del 95 por ciento de los recursos hídricos de todo el planeta. Su importancia viene dada por la gran variedad de vida marina que allí habita y el papel que juega en procesos biológicos y climáticos.
Pero la Tierra no es el único cuerpo del Sistema Solar en el que se tiene certeza sobre la presencia de agua líquida. De hecho, la luna Europa, que orbita alrededor del planeta Júpiter, tiene un tesoro bajo su gélida corteza: un extenso océano global quizás diez veces más profundo que el terrestre y el cual puede contener dos o tres veces el volumen de toda el agua líquida que existe en la Tierra.

Si este océano está oculto bajo la superficie ¿cómo es que se sabe que existe? Pues bien, gracias a telescopios en tierra y misiones de exploración espacial que han sobrevolado la luna Europa, se tienen datos sobre la superficie, estructura y el campo magnético que la rodea. Estos brindan a los científicos planetarios información clave sobre la estructura interna de Europa, permitiéndoles inferir la presencia de un océano global que está presente hoy y lo ha estado durante gran parte de la historia del Sistema Solar.
Europa constituye un desafío conceptual para los científicos, ya que, al estar tan lejos del Sol, las bajas temperaturas no permitirían la presencia de un océano líquido.

Luego de años de análisis, los científicos lograron dar en el clavo.

La razón por la cual Europa tiene agua líquida es porque está en órbita alrededor de Júpiter, y las fuerzas de marea (tirón gravitacional) hacen que Europa sea ‘estrujada’ y toda esa energía se convierta en energía mecánica, que posteriormente se transforma en fricción y calor que ayuda a mantener este océano líquido y oculto debajo de una cáscara helada.

La vida, tal y como la conocemos, requiere agua líquida, y en Europa hay bastante.

Por tal razón, esta luna se muestra a sí misma como un escenario muy viable para que en un futuro cercano se pueda encontrar vida fuera de la Tierra y acercarnos cada vez más a resolver la pregunta de si estamos solos o no en el Universo.

*Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología – Universidad Nacional de Colombia

About The Author

Related posts