• Categoría de la entrada:Sin categoría

Crisis_cafeteraEl sector cafetero mantiene su inconformidad con el actual sistema para controlar el fraude que se ha generado con las ayudas de Protección al Ingreso al Cafetero (PIC).

A pesar de que recientemente el Gobierno adoptó medidas, como sancionar algunas comercializadoras y revisar varios compradores, de acuerdo con Eugenio Vélez Uribe, miembro principal por Caldas al Comité Nacional de Cafeteros, esto no frena por completo el fraude, considerando que aunque hoy se controlen unas comercializadoras, pueden aparecer unas nuevas.

A la par con ese problema, persiste el malestar con los cupos que tienen los productores para vender su café y que depende de una fórmula, no muy aproximada, que calcula la producción de cada predio cafetero.

De eso depende, su límite de ventas que puede llevar a las cooperativas para recibir el sobreprecio, pues la fórmula busca controlar que el cafetero no se exceda.

Para Vélez Uribe, el reclamo se debe a que en este momento, apenas con la recolección de la mitad de la cosecha, muchos productores se quedaron sin cupo para recibir la ayuda de $16 mil 500 por arroba, pese a que su proceso de producción es normal, y muchos se han vuelto más productivos.

En este caso, lo que se genera, es que el cultivador tenga que ir a las cooperativas para que revisen su cupo y esperar a que haya una visita del agrónomo, lo que implica una serie de trámites.

Nuevas medidas

Bajo estas condiciones, el llamado del sector apunta a que haya unos mecanismos más efectivos y directos que solucionen de paso los dos problemas.

Insisten en medidas como por ejemplo que se tenga que pagar el PIC como parte del precio al momento de entregar el café. El reembolso se haría al exportador al momento de la liquidación de la contribución cafetera y la presentación del documento de exportación.

Eso evitaría facturas falsas y el café que recibirían sería contante y sonante. “Eso se volvería una cadena en que cada eslabón tiene que ser muy cuidadoso”, indicó.

Para Vélez Uribe esto incluso conduciría a que, no solo se evite el fraude, sino que no sería necesario manejar cupos en los cafeteros y el PIC sería de carácter universal.

Los cafeteros también esperan que no haya eco en las propuestas Gobierno de reducir la ayuda del PIC, debido a que hay un aumento en el volumen de la cosecha. “No tienen en cuenta que el año pasado con un mejor precio, los productores ya perdían plata en su actividad y adicionalmente no piensan en los incrementos por decreto del salario este año, ni que los insumos importados no bajan a medida que se fortalece el peso por la revaluación”.

La cifra

$7 mil 750 subió el precio del café este fin de semana. Pasó de $413 mil 125 a $420 mil 875.

La Patria