Bogotá, 15 de noviembre de 2013

En medio de las multitudinarias protestas por la defensa del Páramo de Santurbán, después de 45 días de paro de los pequeños y medianos mineros, de la consulta popular en Piedras, Tolima,  tras la lucha de comunidades en La Guajira, de trabajadores en Cesar y de comunidades a lo largo y ancho del país, el presidente Santos y su Ministro Amylkar Acosta, tomaron la desafortunada decisión para el país de nombrar a César Díaz como viceministro de Minas.

El nuevo viceministro es vocero de las transnacionales de la gran minería, las cuales han socavado los intereses del país, trayendo como único resultado el saqueo de nuestras riquezas naturales, el despojo de regiones enteras, la destrucción de tejidos sociales y más empobrecimiento a los colombianos.

La decisión de Santos y Acosta, es una afrenta a las valientes y justas luchas que comunidades y organizaciones sociales, redes como Reclame, Conalminercol, académicos, sectores políticos como el Polo Democrático Alternativo e incluso la Contraloría, han librado en los últimos años en favor de una nueva política minero-energética que beneficie a la mayoría de colombianos y no a unas pocas transnacionales.

La displicencia del gobierno por el futuro de nuestro país solo tiene solución en la más amplia unidad de sectores democráticos, que impidan que estas políticas sean reelegidas.

 

Enrique Daza Gamba

Director.

 

Mario Alejandro Valencia

Subdirector.