• Categoría de la entrada:Sin categoría

colombia_TLC_mercado_LacteoPese a que el consumo y la producción de leche han crecido, el TLC con Estados Unidos ha inundado el mercado con lactosueros y subproductos como quesos y mantequilla. Al tiempo que el Gobierno toma medidas para regular las  desmesuradas importaciones de leche en polvo proveniente de Argentina. Se temía que los tratados de libre comercio fueran a golpear el mercado de los lácteos que durante muchos años fue protegido con altos aranceles. Pero hasta el momento, según Asoleche, el ‘golpe’ no se ha sentido en el sector de la producción. De hecho, en 2012 las compras de leche a los productores se incrementaron en un 5,2%, frente al 2011, alcanzando los 3.000 millones de litros.

Entre tanto, las ventas de las leches procesadas crecieron 12%. Además, Colombia registra el mayor índice de consumo de leche por habitante en Sur América, con un promedio de 60 litros y un crecimiento del 2% en los últimos dos años.

Sin embargo, en el segmento de los derivados de la leche sí se ha sentido el impacto del acuerdo comercial con los Estados Unidos. El año pasado, por ejemplo, se importaron casi 5.000 toneladas de productos lácteos (quesos, mantequillas y leches ácidas), mientras que de Colombia solo se exportaron 305 toneladas, según cifras que maneja Fedegán.

Y es que al amparo de este TLC se están importando de manera desmesurada productos que afectan el mercado nacional, como los lactosueros, que a juicio de los ganaderos ha generado una competencia desleal. Esta bebida láctea, que sale de la producción de quesos, se está combinando con la leche líquida y se utiliza para la fabricación de otra serie de productos como yogures. Sin embargo, no contiene los mismos nutrientes que la leche y es más económico (entre 25% y 40%). Se estima que el año pasado ingresaron al país 7.056 toneladas de lactosuero, un 60 % más de lo que se registró durante el 2011.

El gerente de Colanta, Genaro Pérez, en repetidas ocasiones le ha manifestado al Gobierno que las importaciones de lactosuero y de leche en polvo subsidiada por otros países, tienen en dificultades a los productores colombianos.

Por eso la Superintendencia de Industria y Comercio ha venido investigando a varias empresas procesadoras por utilizar este insumo, así como a las grandes superficies que los distribuyen, a las cuales ordenó ubicar en una góndola aparte los productos que contengan lactosueros.

Así mismo, el Gobierno ya anunció medidas para frenar las importaciones de leche en polvo, que al año pasado registraron un incremento de 180%. En este sentido, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, reveló en días pasados que un primer paso es ajustar ‘la llave’ de Argentina, que introdujo al país 7.000 toneladas en 2012. “Firmé un decreto en el que les digo a los argentinos que sí les vamos a comprar este producto, pero que no se puede seguir a ese ritmo de crecimiento. Les vamos a poner un tope, lo que se conoce como un contingente”, advirtió.

La segunda estrategia consistirá en investigar de dónde proviene la leche en polvo que está ingresando a Colombia. “Es posible, no lo sabemos, que esa leche tenga otro origen. Enviaremos una comisión de la Dian para que evalúe y si detectamos que proviene de otros paí- ses y que están ingresando por Chile, Ecuador y México para evadir los impuestos, tendremos que tomar medidas y cerrar esa puerta”, señaló.

El Gobierno también anunció un aumento del 1,2% en el precio de la leche cruda lo que a juicio de los ganaderos no se compadece con los altos costos de producción. El director de Asoleche, Jorge Andrés Martínez, asegura que este es uno de los principales problemas que tiene el sector y que “pone en desventaja a Colombia frente a los paí- ses que sí son competitivos y que han logrado reducir costos y ser eficientes en el sector lácteo”.

A esto se le suma que el mercado de los quesos madurados en Colombia es muy pequeño y casi todo lo que existe son productos importados por las grandes superficies, en donde se evidencia la falta de valor agregado de los derivados lácteos por parte de los procesadores de leche. Sin embargo, no sucede lo mismo con el resto de derivados producidos en Colombia que siguen teniendo una gran demanda.

Con todo y esto, el sector lechero nacional tiene un potencial enorme porque, si bien todos los países del mundo pueden producir leche, aquí se puede hacer a muy bajo costo y de alta calidad con pastoreo en lugar de alimento concentrado.

Ahora hay que tener en cuenta que en Colombia tiene una ganadería muy bien clasificada de acuerdo con el piso térmico. Y está bien definida la ganadería de trópico alto, que son las especializadas en producción de leche y las de trópico bajo que son las de carne y leche, o de doble propósito.

Las oportunidades

– Incrementar la productividad del sector mejorando los procesos de cría y levante, y con mejor tecnología en nutrición.

– Sigue creciendo el consumo de leche líquida.

– El TLC también representa una oportunidad para que el sector haga los ajustes en aspectos como eficiencia, calidad e innovación.

– La fortaleza genética del ganado colombiano.

Las amenazas

– El creciente ingreso de lactosueros y leche en polvo provenientes de Estados Unidos y Argentina, respectivamente.

– La creciente importación de derivados lácteos como mantequillas, quesos y leches amargas.

– La falta de economías de escala para hacer más eficientes losprocesos.

 

Mision Pyme