• Categoría de la entrada:Sin categoría

Febrero 12 de 2008

En el año 2004 el gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, tomó la decisión de adjudicar 17.000 hectáreas de una finca llamada Carimagua, en los llanos orientales, a 800 familias de campesinos desplazados por la violencia.

Recientemente el ministro de agricultura Andrés Felipe Arias decidió cambiar la decisión y entregar estas mismas tierras a grandes latifundistas para que explotaran allí el caucho, la madera y especialmente la palma, con el argumento de que los empresarios pueden asumir los altos costos de producción del lugar y generar empleo para los desplazados.

La tierra se alquilará a menos de mil pesos mensuales por hectárea y se brindarán gabelas varias a los empresarios: exenciones tributarias, incentivo a la capitalización rural, créditos subsidiados. Esto se convierte en un escándalo de proporciones incalculables pues al negocio están vinculados familiares de altos funcionarios del Estado y la zona había sido considerada emblema de los procesos de investigación sobre agricultura.

Jorge Enrique Robledo

Arquitecto de la Universidad de los Andes y profesor de la Universidad Nacional sede Manizales durante 26 años. Articulista en los periódicos La Patria, de Manizales, El Nuevo Día, de Ibagué, y El Tiempo Café. Fue hasta 2002 Director de los Periódicos Unión Cafetera y El Usuario, cuando fue elegido Senador de la República, cargo que ejerce hasta la fecha. Es autor de variados libros, entre ellos su última publicación El TLC reconoliza a Colombia, acusación a Álvaro Uribe Vélez.

Más información:

Artículo “La política modelo Carimagua”: http://www.moir.org.co/La-Politica-…

Descargar (PDF, 184KB)