• Categoría de la entrada:Sin categoría

Centro de Estudios e Investigaciones Sociales de Funtraenergética

En diciembre del año pasado el Senado dio segundo debate al proyecto de Ley 269 por el cual se expide un nuevo Código de Minas. El propósito de ponentes y Gobierno ha sido estimular la explotación minera dando a los inversionistas privados garantías iguales o mayores a las de otros países de América Latina. De esta forma continúa la carrera entre los gobiernos latinoamericanos para disminuir impuestos, alargar plazos, facilitar la repatriación de utilidades, agilizar licencias y demás requisitos para que los inversionistas extranjeros entren a saco y se apoderen del potencial minero de los países. Algunos de los aspectos más lesivos del nuevo Código son analizados en el presente artículo.

Descargar (PDF, 43KB)