Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Post Type Selectors
Filtrar por categoría
Actualidad Industrial
Agro
Apunte Económico
Bernardo Useche
Blog
Boletín del sector agropecuario
Boletines
Cambio Climático
Cedetrabajo en las regiones
Ciencia
Comercio exterior
Comunicados de prensa
Enrique Daza
Eventos
Género
Helen Rojas
Helen Rojas
Industria
Informe SIA
Internacional
Investigaciones
Justicia Tributaria
Leonardo Jiménez
Mercado Laboral
Miguel Ángel Rodríguez
Nuestros análisis
Problemática Social

¿Es el cambio climático la única amenaza a la especie humana?

Sep 13, 2021

La atención mundial se ha dirigido hace algún tiempo de forma sostenida al problema del cambio climático. Este es un problema real y grave que compromete el futuro de la especie humana. A este interés contribuyen las noticias sobre desastres naturales, la prioridad que los medios dan a esto y los intereses económicos ligados a los proyectos de una nueva economía verde. Es obvio que los problemas causados por el cambio climático tienen efecto de largo plazo, no pueden ser superados sino por una acción concertada de la comunidad internacional y requieren avances tecnológicos muchos de los cuales están en proceso y voluntad política.

Sin embargo con demasiada frecuencia se ha soslayado un análisis de contexto que permita ubicar grandes problemas que aquejan al mundo y que están teniendo un impacto actual y futuro sobre la población y cuya importancia relativa no se ha sopesado suficientemente y son considerados marginalmente por los medios. Se trata de la pobreza, la concentración del ingreso, la violencia y la guerra y los efectos de todos ellos sobre el destino de la sociedad y del planeta.

La mayor parte de estos problemas se ha agudizado durante la pandemia, pero hay también tendencias de largo plazo, que se presentaban desde antes y que están teniendo efectos destructivos también en el mediano plazo ya que las personas también forma parte del medio ambiente.

Uno de estos problemas es la pobreza. Aunque la tasa de pobreza extrema mundial cayó ligeramente entre 2015 y 2017 del 10,1 % al 9,2 %, todavía en términos numéricos es significativa y preocupante, 689 millones de personas vivían con menos de USD 1,90 al día, en 2017; el 24,1 % de la población vivía con menos de USD 3,20 diarios y el 43 % con menos de USD 5,50 que equivalen aproximadamente a $ 20.000. Se estima que durante la pandemia cerca de entre 143 y 163 millones de personas caerán en la pobreza extrema, una población que triplica la población de Colombia y el Instituto Mundial de Investigaciones de Economía del Desarrollo de la Universidad de las Naciones Unidas estima que la pobreza puede representar el 8% de la población mundial, aproximadamente 800 millones de personas más del doble de la población de Europa. Este no es un fenómeno ocasional y está teniendo un impacto sobre la humanidad que perdurará: los efectos sobre la esperanza de vida, la salud pública, la pérdida de capacidad productiva  no han sido medidos en sus impactos sociales y ambientales y muy pocas conferencias internacionales y coordinación de los gobiernos se da realizan para buscar soluciones. De no ser por la acción de China, el país más poblado del mundo que erradicó la pobreza extrema, las estadísticas serían peores.

________________________________________________________________________________

El Credit Suisse en su último Informe de Riqueza Global 2021, reveló que 45,8 % de la riqueza de todo el mundo está concentrada en el 1,1 % de la población

_______________________________________________________________________________

El otro problema que se ha agudizado en proporciones nunca vistas es la disparidad en la distribución del ingreso. Un estudio de Oxfam revela que 2.153 multimillonarios poseen más riqueza que 4.600 millones de personas en el mundo, el número de milmillonarios se ha duplicado en la última década. El Credit Suisse en su último Informe de Riqueza Global 2021, reveló que 45,8 % de la riqueza de todo el mundo está concentrada en el 1,1 % de la población. Durante la pandemia aumentó la concentración de riqueza y con las políticas adoptadas se beneficiaron, enormemente unos pocos multimillonarios, las ganancias en la bolsa se multiplicaron y se les otorgaron beneficios tributarios, créditos blandos con la esperanza de que aumentara la inversión y se irrigara la riqueza, pero la concentración se mantuvo y se intensificó. Esta es una tendencia también de largo plazo, agudizada en los últimos años. No hay medidas eficaces de la comunidad internacional para atender este fenómeno y la concentración de la riqueza lleva aparejada un incremento un aumento del poder político de unos cuantos megarricos que definen el futuro de la humanidad, sus prioridades y su agenda con el criterio de que se promoverán aquellas actividades que proporcionen mayores ganancias y no necesariamente aquellas que satisfagan necesidades sociales. El modelo económico predominante a nivel mundial al servicio del capital financiero especulativo, las privatizaciones y la liberación absoluta del comercio, disminuye la capacidad del Estado de atender esta problemática compleja.

El otro gran problema que amenaza la supervivencia de la especie es la violencia y las guerras. En la actualidad hay 63 entre guerras y conflictos violentos, con miles de muertos y una creciente inversión en el comercio legal e ilegal de armas, una destinación cada vez mayor de recursos a la producción de armamentos, con sus consecuencias sobre el medio ambiente y el cambio climático, cosas que prácticamente nadie se ha dedicado a calcular. En 2020 el gasto militar llegó a USD 2 billones, aumentando 2,6% con respecto al año anterior, mientras que el PIB mundial cayó 4,4%

La humanidad es una sola y no se puede compartimentar, muchos gobiernos que hablan de la urgencia de controlar el cambio climático son, la mayor parte de las veces, los que promueven la guerra, concentran la riqueza y están paralizados ante el aumento en la pobreza. Mirar el cambio climático dentro del marco de las amenazas que tiene la especie, seguramente puede ser señalada como una posición negacionista, pero la especie humana sufre diversas amenazas y hay que abordar su problemática de manera integral y no necesariamente la agenda es la que imponen los grandes medios.

Traducir »