• Categoría de la entrada:Sin categoría

Thorsten Schulz

En el 2005 la Unión Europea a través de la Estrategia de Lisboa acordó dar más apoyo a las empresas europeas, buscar más mercados libres por todo el mundo y extender la agenda interna de la UE hacia otros países.

La primera tarea era liberar mercados mundiales para que las empresas europeas pudieran competir. Esto debía lograrse en el marco de la OMC y DOHA debía ser el inicio para destrabar los demás temas de Singapur: inversiones, compras públicas, normas de competencia, y propiedad intelectual.

Pero DOHA no resultó y la UE tuvo que cambiar su estrategia. Ahora debería empezar a buscar acuerdos bilaterales, tanto con regiones como con países.

India, Corea, Mercosur, los países de Africa, Caribe y del Pacífico ACP, Centroamérica, la Comunidad Andina de Naciones y Mercosur. Para la OMC esto no resultaba una buena idea pues la proliferación de acuerdos birregionales podían interrumpir su propia sistema mundial de regulaciones comerciales. No obstante, la UE continuó su estrategia argumentando que DOHA no estaba lo suficientemente fortalecida para avanzar en el desarrollo de los temas de Singapur y que su estrategia podría servir para avanzar en esto.

Para hablar del tema nos acompaña Thorsten Schulz, con estudios en enfermería, asistencia social y macroeconomía; voluntario de la revista mensual Lateinamerika Nachrichten y Attac “Grupo Mercados financieros”. Desde marzo 2010 es Coordinador del proyecto “Just Trade” del FDCL (en español http://fdcl-berlin.de/index.php?id=…), el cual llama la atención al pueblo europeo sobre la necesidad de que la política europea de comercio exterior sea coherente con las tareas de desarrollo en la Unión Europea, especialmente con los objetivos del Milenio. Un foco es la campaña en contra al TLC con Colombia y Perú. Otros temas: acaparamiento de tierras y recursos naturales.

El Centro de Investigación y Documentación Chile Latinoamérica (FDCL) fue fundado en 1974, tiene una orientación internacionalista y se considera parte del movimiento de solidaridad y del movimiento crítico a la globalización.

Con un enfoque regional en América Latina y el Caribe trabaja los diferentes aspectos de la globalización y de desarrollo en el marco de la relación entre el Norte y el Sur. Además trabaja temas como política comercial y de desarrollo, medio ambiente, migración y racismo y las relaciones entre movimientos progresistas y actores políticos entre Alemania y América Latina. La promoción de los derechos humanos, tanto cívicos como económicos, sociales y culturales ha sido desde siempre un objetivo central dentro del FDCL.

Imagen tomada de: http://surtitulares.com/noticia/278…