• Categoría de la entrada:Sin categoría
Del pasado Congreso Nacional de Cafeteros, los delegados regionales salieron con las ‘caras largas’ porque el Gobierno no se comprometió con dar más subsidios al precio interno, más allá de lo que tiene presupuestado para 2014, que son un poco más de $1 billón.

Mientras los cafeteros han sido reiterativos en señalar que sin ese auxilio (Protección al Ingreso del Cafetero-PIC) la actividad estaría hoy en una ruina total y piden llevarlo a los costos de producción, dado la descolgada del precio interno (la cotización base está en promedio a $395.000 la carga de 125 kilos), la Asociación Nacional de Exportadores de Café de Colombia (Asoexport) dice que el mecanismo con el cual se entrega a los productores ese mismo subsidio a los privados les ha distorsionado el mercado.

La razón la sustenta el director ejecutivo de la agremiación, Carlos Ignacio Rojas, en que el costo relativo del producto se ha encarecido porque los jugadores en el mercado, traducidos en compradores o agencias de café, han disminuido. Para evitar fraudes con el auxilio, el Gobierno y la Federación de Cafeteros adoptaron la medida de autorizar compradores privados para pagar el PIC. A la fecha avalados hay 478 que tienen una red de más de 1.700 puntos de compra a los que se suman las cooperativas que hacen parte de la institucionalidad.

“Menos de 20% del café que compran los exportadores privados se hace directamente con los productores, lo demás se consigue con intermediarios a través de las compras o agencias. Entonces en la medida que hay menos depósitos, porque muchos salieron del mercado, al no ser autorizados, hay una especie de concentración del producto y eso lleva a que el exportador deba pagar más caro para poder tener volumen y cumplir con sus compromisos en el exterior. Eso nos pone en desventaja frente a la Federacafé y estrechó los márgenes”, agregó. Del mercado de las exportaciones los privados explican cerca del 70%, mientras la Federación 30% restante.

Sin embargo, el exportador de Caldas Fernando Gómez Hoyos no ve distorsión y por el contrario considera que el PIC lo ha ayudado a organizar y a evitar las llamadas compras de garaje.

“Los subsidios han ayudado a evitar que la industria del café desaparezca. Ahora, sí puede haber una distorsión para el comercio de pergaminos porque muchos salieron del mercado, pero como exportador no veo una afectación. Lo que sí veo es que el mercado se ha organizado un poco más”.

Otro punto lo tiene el director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería, Eduardo Sarmiento, quien señala que los subsidios elevan artificialmente los precios y por ahí puede venir los problemas.

“Se puede decir que hay distorsión porque lleva a otros sectores que no necesitan el subsidio a exigirlo y lo que es una deficiencia por bajos precios o revaluación la están arreglando con auxilios que no es el camino”.

El consultor privado y experto agrícola, Juan José Perfetti, considera que este tipo de subsidios, así asignados, no ayudan a aumentar la productividad ni competitividad porque van a suplir problemas directos de ingresos. Pero señala que “es tan bajo el precio externo que muchos países están otorgando auxilios y es claro que éstos se deben focalizar a temas más estructurales”.

Cafeteros reciben subsidio desde 2001
El subsidio al precio interno del café empezó a aplicarse en 2001, bajo el gobierno del expresidente Andrés Pastrana y cuando era Ministro de Hacienda, el hoy presidente Juan Manuel Santos, bajo el nombre de Apoyo Gubernamental a la Caficultura (AGC). Se inició con un aporte de $15.000 por carga de 125 kilos y luego subió a $30.000. Entre 2001 y 2002 los auxilios aplicados por el Gobierno a los cafeteros directamente al precio totalizaron $223.000 millones. Entre 2003 y 2005 se entregaron unos $96.000 millones. El incremento en el precio interno suspendió el subsidio que reapareció a finales de 2012 con el nombre de AIC. Luego vino e PIC que entrega por carga hoy $165.000. Hasta hoy se han entregado $975.000 millones y en todos los 12 años los subsidios totalizan $1,3 billones.

Las opiniones

Eduardo Sarmiento
Dir. centro Económico de la Escuela de Ingeniería

“Lo que es una deficiencia por bajos precios o revaluación del peso lo están queriendo arreglar con subsidios directos al precio del café y ese no es el camino”.

Juan José Perfetti
Consultor privado

“Es tan bajo el precio externo que muchos países están otorgando subsidios. Es un tema de equidad, pero es claro que estos deben focalizarse a temas más estructurales”.

Teresita Celis A.
tcelis@larepublica.com.co
La República