• Categoría de la entrada:Sin categoría
a7
La Jornada, México

Las exportaciones agroalimentarias de América Latina se redujeron 7.5 por ciento el año pasado en comparación con 2014, ya que Brasil y Argentina –dos de los principales exportadores de la región– bajaron sus ventas al exterior 8 y 10 por ciento, respectivamente. El contraste lo presentó México, que se mantuvo como el tercer país con mayor comercio externo de la región e incluso lo incrementó, informó la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En el boletín trimestral de seguridad alimentaria, el organismo internacional asentó que el saldo del comercio agroalimentario de América Latina se ha contraído en los dos años recientes debido a la caída de precios de los productos básicos que exporta la región y por una menor demanda de los productos de exportación. El saldo comercial se redujo en 3.5 por ciento en 2014 y en 3.6 por ciento el año pasado, puntualizó.

En 2015 las exportaciones agroalimentarias en Latinoamérica alcanzaron un valor cercano a los 199 mil millones de dólares, es decir 7.5 por ciento menos que las exportaciones realizadas en 2014.

En tanto, el año pasado las importaciones de productos agroalimentarios alcanzaron 71.4 mil millones de dólares, 13.6 por ciento menos que el valor observado en el mismo periodo del año anterior. El saldo comercial registró un valor de 127.6 mil millones de dólares.

También el comercio intrarregional bajó: el año pasado registró un valor de 27.4 mil millones de dólares, que en comparación con el año previo registra una contracción de 17.6 por ciento; Brasil disminuyó sus compras en 16 por ciento y Chile en 7.

La FAO asentó que la disponibilidad de alimentos en la región se mantiene con buenas perspectivas, pero persiste la preocupación en torno a los efectos que pueda tener el fenómeno meteorológico El Niño en la producción agrícola en algunos países de Centroamérica y sus efectos en los ingresos de los pequeños productores.

En el caso de México, apuntó, la recuperación de Estados Unidos impulsará su crecimiento por encima del promedio de la región, que para este año se proyecta será de 2.4 por ciento, levemente inferior a 2015.