Hacia una minería de oro transparente en Colombia

Hacia una minería de oro transparente en Colombia

En 2019, Colombia exportó más de 52 toneladas de oro con un valor estimado de USD 1750 millones a socios comerciales en todo el mundo.1 El oro representa un recurso importante para el país, así como un sustento económico para muchas personas.

No obstante, este sector ha estado plagado de diversos problemas. Para empezar, hay atributos que hacen del oro un metal vulnerable ante la explotación ilícita, el tráfico y el lavado.2 No solo es tremendamente valioso, sino que es fácil de transportar y, en gran medida, difícil de rastrear. A diferencia de los narcóticos, este metal no es intrínsecamente ilícito y resulta complicado diferenciar entre oro de origen legal e ilegal. Además, los requisitos de ley para su transporte son menos estrictos que los del dinero en efectivo, por lo que es relativamente fácil cruzar fronteras internacionales con él. Todo ello representa aspectos atractivos para grupos criminales colombianos que buscan maximizar sus ingresos, trasladar estas ganancias de una jurisdicción a otra y minimizar el riesgo de ser atrapados. En este sentido, un expresidente de Colombia advirtió que, en la actualidad, la minería ilegal aporta más dinero a los grupos criminales, la guerrilla y las mafias que el narcotráfico.

Colombia-Gold-SP_2.10.21-2