• Categoría de la entrada:Sin categoría
YesiMartes 02 de Septiembre de 2014

Los altos costos de producción de un litro de leche en el país hacen que la actividad no sea competitiva frente a las dos potencias mundiales: Estados Unidos y Nueva Zelanda. A lo anterior hay que sumarle que en Colombia miles de pequeños productores viven de esa actividad.

Las importaciones de leche, principalmente de Estados Unidos, son crecientes y detrás de ellas aparecieron un conjunto de factores que están generando que este negocio en Colombia sea inviable.

De acuerdo a lo consignado en una misiva enviada por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, al ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri Valencia, allí se describe la cruda realidad del sector lechero del país, que no tiene condiciones para competir.

Según el gremio, en Colombia el precio se encuentra cerca de US$5.500 por tonelada, mientras que EU reporta US$3.713 y Nueva Zelanda de hasta US$3.000 por tonelada.

De acuerdo con José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán, muestra de la entrada masiva de leche aconteció “en julio, donde se presentó un incremento de compras a EU del 634% frente al mes anterior. Para el total de leche en polvo, tanto entera como descremada, las importaciones pasaron de 440 a 1.284 toneladas entre junio y julio, con un incremento del 192%”.

Esas importaciones totales sumaban “2.785 toneladas a junio, equivalentes a solo el 12,61% de los contingentes aprobados para 2014, de 22.079 toneladas de leche en polvo entera y descremada”, agregó el dirigente.

Añadió que esa oleada de leche extranjera llegó al país amparada en un falso desabastecimiento que se daría por efectos del fenómeno ‘El Niño’ y en protección de los consumidores. Esa tendencia, dijo, obedece a factores exógenos del mercado internacional.

Desastre a la vista

Los contingentes aprobados por el TLC con Estados Unidos dan cuenta de la llegada de 22 mil toneladas, lo que a juicio de Fedegán, si la industria decide traerlas a precio de oportunidad (y lo podría hacer), el desastre estará en todos los corrales de ordeño del país.

Lafaurie Rivera expresó que está en juego la suerte de 450 mil familias colombianas que derivan el sustento de la explotación lechera, de las cuales el mayor componente es de pequeños productores minifundistas.

Para Fedegán, la única salida es “la revisión y reactivación urgente de la agenda interna para la reconversión productiva de la lechería nacional”, proyecto que está en manos del Gobierno y que Fedegán se ofrece para su puesta en funcionamiento.

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/economia/nacional/276601-importaciones-acabaran-con-con-los-lecheros-en-colombia.  Vanguardia.com – Galvis Ramírez y Cía. S.A.