• Categoría de la entrada:Sin categoría

Armando Buitrago

Hay que buscar. Hoy que no se sirve nada en bandeja, ni hay quien espere que se la pasen. Sofocan el interés. ¿Quién no recuerda la advertencia del malestar en la cultura? Eco tardío del antiguo lamento: “Qué dirían los antepasados si vieran dónde hemos caído?” La tarea de cada generación, pareja a la de revisar los clásicos, es reexaminar las crisis históricas para superar la propia. Las nuevas olas se ahogan respirando la atmósfera viciada del consumo rápido. Una vida descargada –light–, se esfuma. Yo me desenfreno, tú te desenfrenas, todos nos fugamos.

Buscar es emprender la marcha –chi va piano, va sano, va lontano. Detenerse en un sitio, salir para otro… y otro, y otro. La búsqueda sinfín, con un fin: navegar. También lo dijeron los antiguos: eso es lo necesario; vivir no.

Descargar (PDF, 31KB)