• Categoría de la entrada:Sin categoría

Juan Sebastián López Mejía

La crisis económica mundial ha traído consecuencias funestas, no solamente para la clase trabajadora mundial, sino también para los estudiantes.

Mientras los gobiernos se preocupan por salvar el sistema financiero, la política de organismos internacionales como el FMI o el BM en materia educativa tiende a ser regresiva, ajustando la educación de los países tercermundistas a la división internacional del trabajo. Colombia no ha sido la excepción. En las bases del Plan Nacional de Desarrollo presentado por el actual gobierno ya no se habla de política educativa, sino de formación de capital humano.

El excesivo protagonismo que tiene el Estado en la definición de contenidos académicos a través de instrumentos como la Acreditación y el Ecaes, ahora SABERPRO, contrasta con su actitud a la hora de financiar la educación pública y regular el alza de las matriculas en todas las universidades, así como las condiciones de los créditos estudiantiles.

Para analizar las consecuencias de estas medidas en la educación superior y la respuesta del movimiento estudiantil nos acompañará Juan Sebastian López Mejía, miembro coordinador de los Grupos Estudiantiles Confederados y representante estudiantil al Consejo Directivo de la Universidad Externado de Colombia.

Imagen tomada de: http://www.google.com/imgres?imgurl…