La Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT, respalda con espíritu solidario y de acompañamiento, las diferentes movilizaciones sociales que se están desarrollando y preparando, para reclamar del Estado y el gobierno del Presidente Santos, menos retórica y demagogia financiera, a cambio de soluciones concretas y definitivas a los gravísimos problemas de inequidad social causantes de la indignación y a la precaria y constante burla de que son objeto los productores del sector agropecuario de la pequeña y mediana minería y de los trabajadores.

Rechazamos que el gobierno nacional y sus ministros de despacho, estén asumiendo una campaña de difamación y sindicación irresponsable contra la protesta social, que se viene desarrollando por la marginalidad y la miseria absoluta, que contrasta con el apoyo a los emporios agroindustriales y minero-energéticos, de terratenientes colombianos y multinacionales, prioridad para el gobierno en su política económica, y de abandono total a las necesidades básicas de la población, en esa rica zona del país.

Respaldamos las acciones de movilización anunciadas por el sector agropecuario, que a manera de protesta social, dentro del marco de los derechos que otorga la Constitución Política, por considerar que con los Tratados de Libre Comercio suscritos a granel por el gobierno de Santos, se les ha condenado a su exterminio, con la anuencia solidaria hacia el gobierno de los gremios que dicen representarlos, Federación Nacional de Cafeteros y Sociedad de Agricultores de Colombia, entre otros. Así mismo, apoyamos las acciones de movilización de los medianos y pequeños mineros, que luchan por su formalización y la preservación del derecho ancestral a su subsistencia económica y social, también hoy acorralada y en vía de extinción, por la feria de licencias de explotación, que vienen entregando el país y su soberanía, a las transnacionales.

Exigimos, de igual manera, el cumplimiento de los acuerdos firmados por el gobierno con los trabajadores y el magisterio, a la vez que hacemos un llamado al gobierno nacional y al Presidente Juan Manuel Santos, para que desista de sus anuncios coercitivos y amenazantes con la Fuerza Pública, contra el legítimo derecho a las protestas sociales reivindicativas y asuma, como le corresponde, un proceso de diálogo y negociación, que ofrezca verdaderas y auténticas soluciones, al clamor de los sectores en conflicto. Igualmente, desaprobamos rotundamente cualquier intento de retirar del país, la oficina de la representación de la ONU para los D.H.

DOMINGO TOVAR ARRIETA LUIS ALEJANDRO PEDRAZA B.

Presidente Secretario General

LUIS ALBERTO VANEGAS Z.

Director Dpto DD.HH