• Categoría de la entrada:Sin categoría

 Amilkar Acosta

La compleja situación económica nacional se manifiesta con especial gravedad en el campo de las finanzas estatales. El déficit fiscal no sólo ha aumentado en los últimos años sino que persistirá en el próximo presupuesto de 2005. Y la deuda pública externa continuará constituyendo la mayor exacción no sólo para el Estado sino para toda la economía, que depende de las decisiones políticas y del actuar fiscal del Ejecutivo. Ello ha suscitado críticas de diferentes analistas, incluyendo la Contraloría General, al paso que las dependencias gubernamentales se contradicen en sus cifras y análisis. Todo dentro de una campaña por la reelección presidencial que ya se inició y que define en buena medida la agenda económica del gobierno.

Descargar (PDF, 78KB)