• Categoría de la entrada:Sin categoría

[youtube]http://youtu.be/hXZaMVDxc6Y[/youtube]

Cuando el empresario santandereano Mario Hernández habla aprovecha para dar, además de sus lecciones empresariales, sus opiniones sobre el estado de la economía nacional a la luz del contexto internacional, el cual conoce muy bien.

Este hombre, cuya marca de cueros tiene 40% de su producción y ventas en otros países, no titubea al dar su sentencia sobre la industria nacional: “ya se acabó”. Sin embargo, dice que esta todavía tiene la oportunidad de reinventarse para competir en el mundo, en el cual todos los actores tienen igualdad de condiciones.

En Inside LR, Hernández también señaló que apoya las medidas del Gobierno Nacional de restringir las exportaciones de cuero crudo y la de gravar la entrada de confecciones y calzado al país. Además habló sobre la complicada situación por la que está pasando el negocio en Venezuela a causa de la política monetaria de ese país, y por esta razón está volteando sus ojos hacia otros mercados en el continente.

¿Está de acuerdo con las restricciones a las exportaciones de cuero crudo?
Lo que pasa es que somos oportunistas. El cuero es una materia prima muy querida en el mundo, y las curtiembres acá prefirieron exportar el wet blue y cuero crudo, que tenga valor agregado. Entonces se está exportando una materia prima que Brasil y Argentina controlan, siendo grandes productores de cuero. No hay el material en el país para el pequeño zapatero y el artesano. Esperamos que con esta medida que llevamos 20 años luchando para que sucediera, las curtiembres realmente se desarrollen y tengamos materiales buenos. Dicen que el cuero colombiano no es bueno y sí lo es. Es una medida excelente siempre y cuando los zapateros se dejen de quejar y realmente se reinventen para competir.

¿Qué ve en el futuro de la industria colombiana?
Si en la industria no nos reinventamos, sino invertimos en las empresas, si no aprendemos, si no curtimos bien los cueros con un valor agregado, si no trabajamos a largo plazo, va a pasar lo de Estados Unidos que en los años 80 se fue a producir en China porque es más barato todo y se acabó la industria en ese país. Nosotros vamos para allá. Ya están cayendo las exportaciones menores en el sector textil. Pero mire cómo ha subido Perú, Centroamérica y otros países. El sector calzado necesita que nos reinventemos, porque podemos competir muy bien y exportar pero necesitamos que aprenda el industrial, que invierta en maquinaria, que traiga técnicos especializados.

¿Cuánto tiempo le queda entonces a la industria?
No, pues es que ya se acabó. Tenemos es que reinventárnosla rápido porque también se pierde esta mano de obra que viene y después recuperarla es imposible. Entonces ya los jóvenes no quieren ser artesanos sino otra cosa y se pierden. En Estados Unidos se perdió la mano de obra.

¿Cómo va el negocio en Venezuela con el complicado control de cambios?
Ganar dinero no es fácil. Si quiere mercados fáciles de entrar y que no tengan problemas tiene a Estados Unidos y la Comunidad Europea. Todos se están viniendo para acá como Colón. El mundo nos cambió en 20 años con la apertura, el consumidor tiene montón de opciones para escoger. Venezuela para nosotros es muy importante, somos la marca líder. Ahora sí tenemos el problema de control de cambios, hace 10 meses que no tenemos dólares ni siquiera dólar negro. Está sucediendo lo que pasó la semana pasada de que invadieron almacenes porque están vendiendo muy caro. Lo que pasa es que el Gobierno hace cuentas del dólar a 6,30 (bolívares) y no a dólar paralelo. No sé qué va a pasar en Venezuela ni que va a pasar con nosotros allá, tenemos seis tiendas, somos la marca, pero vamos a ver qué hacemos. Ha llegado la gente con dólar paralelo entonces el producto se sale del consumidor.

¿Los planes de crecimiento en Venezuela pararán?
Yo soy muy positivo y todo, pero ahora sí lo estoy viendo difícil y no sé qué pueda pasar.

¿Cómo le ha ido a la empresa en ventas este año?
A pesar del problema de Venezuela creo que vamos a septiembre en -2% y hemos dejado desplazar mucho a Venezuela. O sea que no estamos tan mal. Las ventas en detal en Colombia nos han subido. Venimos incrementando como un 15% en el año. Somos un producto que es costoso, que no puede estar en todas partes y va para un segmento alto y aspiracional. No es fácil la tarea.

¿Qué lecciones y retos le ha dejado 2013?
Todo lo que tenemos en la vida es encime y ñapa. Hay que aprender. Por el lado empresarial el reto es subsistir, tenemos que prepararnos más todos los días. El gran compromiso que tenemos es perdurar. Estas compañías de familia son el 80% o 90% en el mundo y qué tristeza se acaban en segunda o tercera generación. Tenemos que ver cómo perduran. Todo es un esfuerzo, como una persona, un profesional: nacer, criarlo, educarlo. Es muy complicado. Lo mismo son los negocios, todo es un proceso. Diseño es mejorar un vaso, verlo y mejorarlo. Es ver y mejorar.

¿Cómo logrará subsistir el negocio cuando no esté usted?
Trato de que se prepare la gente, que haya una política. Hoy muchos grupos están comprando las compañías. Si algún día una marca importante quiere hacer una alianza tenemos que hacerla. Es la manera natural. El capital está perdurando y no se está acabando.

La opinión

César Maldonado
Gerente general de Cueros Vélez
“Las restricciones a las exportaciones de cuero son complementarias al decreto de importación de confecciones y calzado. Esto va a ser positivo para dinamizar la industria nacional y positivo para el consumidor final”.

La República.