• Categoría de la entrada:Sin categoría

Por Diego Otero
Rector Uniciencia, Bucaramanga

En el período 2002-2010 la inversión extranjera que llegó al país se concentró sobretodo en minas y energía, sector que no es generador importante de empleo. Los mayores beneficios gubernamentales se han concedido a estas empresas, tanto en términos tributarios como de regalías. Asimismo Uribe y Santos establecieron disposiciones para atraer la inversión extranjera directa (IED) brindándole mayor protección, lo que terminó afectando los niveles de recaudo en el país, y mediante la Ley 963 de 2005 se instauró la estabilidad jurídica para dichos inversionistas. No obstante, la mayoría de las extraordinarias utilidades generadas por la IED salen del país en forma de rentas.

Descargar (PDF, 606KB)