• Categoría de la entrada:Sin categoría

Ing. Agr. Ramiro Camacho B., noviembre 3 de 2013

En medio de la más profunda crisis vivida por el sector lácteo de nuestro país, el gobierno ha tomado decisiones, algunas forzadas por la movilización nacional agropecuaria iniciada el 19 de Agosto y otras que hacen parte de la política que se pretende implantar en el campo colombiano: el modelo Carimagua, o Indupalma o Cargil. Dentro de las segundas se inserta el Decreto 1767 del 16 de Agosto de 2.013, del Ministerio de Hacienda, “Por el cual se establecen condiciones y requisitos para la declaratoria de existencia de Zonas Francas Permanentes Especiales” y en consideración al interés del gobierno en “establecer unas condiciones especiales para atraer inversión al sector lácteo”, para “mejorar la competitividad del sector lácteo colombiano” de “una mejor inserción del sector en los mercados nacionales e internacionales” para lo que se hace necesario “promover esquemas asociativos de integración horizontal y vertical”. (1)

Por definición Zona Franca, “es el área geográfica delimitada dentro del territorio nacional, en donde se desarrollan actividades industriales de bienes y de servicios, o actividades comerciales, bajo una normatividad especial en materia tributaria, aduanera y de comercio exterior. Las mercancías ingresadas en estas zonas se consideran fuera del territorio aduanero nacional para efectos de los impuestos a las importaciones y a las exportaciones”, con grandes ventajas tributarias “15% de Impuesto de Renta sobre el 100% de la operación, no existiendo obligación de Exportaciones y pudiendo ser 100% la venta en Mercado colombiano, Vrs. 33% en operación por fuera de Zona Franca. Reducción de Impuestos locales (municipios). No IVA en compras Locales. No aranceles ni IVA, en compras Internacionales. No IVA en compras de Activos Fijos” (2)

Por supuesto que las gabelas otorgadas a las empresas que se instalen en las Zonas Francas, les permitirá sacar de manera rápida del mercado a sus competidores que están fuera de ellas. En el Artículo 5 del decreto señalado, se enumeran los 22 requisitos que se requieren “para obtener la declaratoria de existencia de Zonas Francas Permanentes Especiales”, para ser Usuario Industrial o Usuario Operador. Pero qué empresas podrán hacer uso de los beneficios que genera este decreto? De entrada, las que cuenten con un músculo financiero que les permita tener el dinero del aporte inicial y cumplir con inversiones posteriores de más de 320.000 millones de pesos en tres años como lo exige la norma. Esta se expide no para apoyar a la Cooperativa de productores de Ubaté, (Cund) o a la Asociación de lecheros de Túquerres en Nariño, no, es para llenar de gabelas a las Grandes Multinacionales del Sector Lácteo, garantizarles excelentes rendimientos y poder colocar sus plantas de procesamiento cerca de las zonas donde realizan sus formidables proyectos productivos o tienen una mejor oferta de leche. Las pequeñas empresas locales y regionales, quedarán “a la vera del camino” arruinadas y el resto del billonario mercado interno será presa fácil de las grandes corporaciones.

Y se preparará el sector para la “inserción en los mercados internacionales”, a lo que invitó Santos a la Multinacional Nestlé, el pasado 27 de Octubre en la primera sesión del Foro Mundial de Valor Compartido de Nestlé que se realizó en Cartagena cuando dijo “que la propuesta es audaz y que la ha conversado con la multinacional de alimentos, porque considera que el país tiene capacidad para participar en ese mercado.” (Mercado Internacional). “Si a eso se suma un Gobierno aliado, ese sería “el mundo ideal”, planteó el primer mandatario en el inicio del Foro”(3).

La “asociatividad” es uno de los tres pilares del Gran Pacto Agrario de Santos, (4) que se reafirma en los considerandos del decreto 1167, y en lo impulsado por las Secretarías de Agricultura Departamentales y por los gremios a lo largo y ancho del país. La conformación de asociaciones de productores y cooperativas se promueve de manera acelerada con el argumento engañoso de que con este recurso se logrará sobrevivir y salir victoriosos frente a los TLC. Pero la experiencia ha sido otra. La burda “consideración como socios estratégicos” a las pequeñas organizaciones de productores en los tiempos de baja oferta, ha sido confirmada en la enlechada ocasionada por las miles de toneladas de leche y lactosuero importadas. Rebaja sustancial del precio, mayores exigencias de calidad y hasta el rechazo al recibo de la leche las dejó al desnudo.

Enormes proyectos con millonarias inversiones para producción de leche a gran escala y bajos costos, Zonas Francas con grandes prebendas tributarias para abaratar el procesamiento y hacerlas competitivas, un billonario mercado interno a la vista, y unas famélicas organizaciones de productores empobrecidos sin ningún poder de negociación, suministrándoles la leche a precios de ruina, es la garantía que les ofrece el gobierno neoliberal de Santos a las Multinacionales del sector lácteo sin importarle la suerte de pequeñas y medianas empresas regionales de derivados lácteos y mucho menos la de los miles y miles de productores nacionales.

Notas:

1.- Ministerio de Hacienda, decreto 1167 , 16 de Agosto de 2.013.

2.- www.acesi.edu.co, Las Zonas Francas en Colombia.

3.- www.portafolio.com-co, Santos insta a que Colombia sea exportador de leche, 26 de Octubre.

4.- www.aureliosuarez.co, Pacto Agrario en Colombia, ¿a lo Cargill siglo XXI?

Ing. Agr. Ramiro Camacho B.

ramirok22@gmail.com