• Categoría de la entrada:Sin categoría

Fecode_Maestros_ParoFrancisco Torres, Bogotá, septiembre 17 de 2013

Los maestros colombianos venimos empeñados, al igual que el resto del pueblo colombiano, en una lucha contra la entrega de la soberanía nacional y la política neoliberal que actualmente agencia el Gobierno de Santos. Este año ha sido de ascenso de la batalla de campesinos, trabajadores, estudiantes y empresarios nacionales. Paros que han terminado en acuerdos con el gobierno los cuales se realizaron particularmente en estos últimos meses. La Junta Nacional de la federación aprobó adelantar paro en el propósito de alcanzar tres objetivos: salud, pago de las deudas y cumplimiento de los acuerdos de mayo.

En el desarrollo del movimiento el Comité Ejecutivo de FECODE cometió un error al levantar el paro nacional del magisterio, ya que esa facultad residía en la Junta Nacional. Fue una infracción de los procedimientos democráticos establecidos por la Asamblea federal. Por ello, reconociendo el error cometido, nos autocriticamos el pasado miércoles en la Junta Nacional de FECODE y lo hemos hechos y lo haremos ante las diversas instancias del magisterio.

En cuanto al contenido de los acuerdos se puede afirmar que constituyen un avance en la lucha reivindicativa del magisterio colombiano. No de otra manera puede calificarse el haberse preservado el régimen especial de salud y con ello acordarse su reglamentación, que no se había podido alcanzar en veinte años, por lo cual hemos estado sujetos a constantes desmejoras en los términos de referencia, con cada nuevo contrato.

La solución de la actual crisis del servicio de salud tiene una salida con el cumplimiento de las dos partes, la Previsora y los prestadores de cumplir con el contrato, la primera en pagar lo que adeuda y los prestadores en ponerse al día de manera inmediata en consultas y procedimientos represados, entrega de todos los medicamentos y pago de los reembolsos. Adicionalmente se acordó revisar el contrato de fiducia mercantil con la Fiduciaria La Previsora para verificar el cumplimiento de la ley 91 de 1989.

El gobierno tiene enormes deudas con los maestros por concepto de ascensos en el escalafón, dotaciones, zonas de difícil acceso, primas extralegales y con el personal administrativo en homologaciones de sus salarios, muchas de ellas se remontan a diez años. Pues bien, con el acuerdo se pagan 150 mil millones este mes de septiembre, 40 mil millones en octubre y 50 mil millones en noviembre. 80 mil millones hasta marzo. En lo que respecta a las deudas que aún no han sido reportadas por los entes territoriales se determinan mesas de trabajo para acelerar el proceso y cuando estén listas para el pago, éste no podrá superar de 30 días si es inferior a 10 mil millones y 60 días si supera este monto.

En la lucha contra el decreto 1278 y por un nuevo estatuto docente se avanza en los siguientes aspectos: se establece un incentivo salarial automático, sin necesidad de pasar la evaluación de competencias, para los educadores del grado 2 que tengan maestría o doctorado a partir del 1 de enero de 2014. A la comisión tripartita Congreso-gobierno-Fecode creada para negociar el nuevo estatuto docente y que ha trabajado muy lentamente se le dinamiza poniéndole fechas a sus reuniones y compromisos de parte del gobierno y el congreso.

Para la refinanciación del Fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio –que responde por nuestras pensiones, cesantías y prestación de salud- el Ministerio de Hacienda aprobará el cálculo actuarial –que es el reconocimiento de la deuda que tiene tanto la Nación como los este territoriales- este mes de septiembre y se iniciará el proceso para que sean girados los recursos del FONPET al fondo del magisterio y la Nación continuará girando los recursos para el pago de las pensiones, de tal manera que lo que entre de las entidades territoriales sea reserva técnica, medidas que son parciales, por lo que la lucha por el giro de todos los recursos que se le adeudan a nuestro fondo continua.

El retraso en el pago de las cesantías parciales y definitivas tiene dos orígenes: la falta de recursos y la demora en el trámite. Lo primero se enfrenta con el aumento de los recursos acordado, lo segundo con el trámite en 20 días hábiles de las 6.000 solicitudes que tiene la Previsora y con la digitalización en el procedimiento del envío de los documentos de las secretarías de educación –que tienen represadas 33.000 solicitudes- a la Previsora, para agilizar el proceso y con el mecanismo en la página de la Previsora para que el maestro sepa en qué estado se encuentra su solicitud.

Ahora bien, en el decreto de prima de servicios FECODE mantuvo la posición de que el Decreto debe decir páguese y no establécese y que se debe reconocer la prima como factor salarial de la pensión. En torno a la compatibilidad de la prima se conformó una comisión para determinar ese aspecto y en lo que respecta a las facultades de la Función Pública para interpretar el decreto se acuerda que no interferirán en el proceso de concertación para el pago de las demandas.

Para la reliquidación de los factores salariales de los maestros pensionados entre 2003 y 2007 se giran 150 mil millones de pesos al Fondo de Prestaciones del Magisterio y se acuerda que en treinta días se presentará una solicitud a la Corte Constitucional para una audiencia con el fin de presentar las posiciones jurídicas del gobierno y FECODE, sin que por ello FECODE abandone su posición de que se pague de manera inmediata.

Estos avances los valoró la Junta Nacional reunida el pasado miércoles al aprobar los acuerdos con 58 votos a favor, 13 abstenciones y 3 en contra.

Del anterior análisis se desprende un error de procedimiento en el levantamiento del paro, que no debe repetirse, y un acuerdo que representa avances en la lucha del magisterio colombiano. Pero la batalla apenas está empezando. Después de haber recibido una aplastante derrota en el 2001, de haber sido dividido por cuenta de la política del gobierno al crear el 1278, de haber estado en inmovilidad durante 12 años el magisterio ha tomado el proceso que debe conducirlo a conquistar un nuevo estatuto docente y a derrotar la política de privatización del gobierno. Ese camino no es fácil, por ello, bienvenido el debate y la controversia para el fortalecimiento de FECODE y sus Sindicatos Filiales, en el entendido que nuestros enemigos son el gobierno de Santos y el imperialismo norteamericano.