Más de lo mismo

  • Categoría de la entrada:Sin categoría

Las campañas presidenciales del presente año tuvieron características similares a las realizadas a lo largo de la década anterior; muchos personajes jugaron un papel repetitivo y los temas fueron los mismos, sobre todo en la cuestión económica, pues el neoliberalismo se ha impuesto con el la ruina de la producción y una pobreza sin precedentes. El panorama de la política oficial colombiana ha sido tan nefasto como monótono desde que en 1990 César Gaviria subió al gobierno sobre los hombros de Galán; su obra consistió en colocar los cimientos de la apertura económica. Serpa fue su comisionado de Paz, Noemí su canciller y Álvaro Uribe Vélez se apersonó desde el Congreso de la privatización de la salud y de la reforma laboral que tantos perjuicios han causado al pueblo. Al finalizar su mandato, Gaviria fue premiado por Estados Unidos escogiéndolo secretario general de la OEA. Transcurrieron los años y recientemente, en medio de la crisis general del continente, Gaviria tuvo el desparpajo de considerarse opuesto al neoliberalismo y seguidor de las teorías socialdemócratas. Hace menos de seis meses Serpa señaló, refiriéndose a Gaviria: “el ex jefe de Estado si que está haciendo real falta en el país. (…) A él lo requiere la nación para que la oriente, el pueblo para que lo ayude en su anhelo de paz y justicia social, y su Partido Liberal para que participe activamente en la lucha que libra para poner en ejecución el compromiso social que exigen los colombianos”.

Download (PDF, 36KB)