• Categoría de la entrada:Sin categoría

El aporte social y estético del arte a la sociedad son desvirtuados en la actualidad
por su mercantilización y la imposición que determinados Estados e instituciones
ejercen sobre el ámbito artístico internacional. De esta forma se banaliza el arte
y niega la creatividad del individuo, alineándose la vanguardia artística con la
ideología dominante. Todas estas imposiciones se ven reflejadas en el lugar donde
se impulsan nuevas iniciativas creativas: el Tercer Mundo, y particularmente en
Colombia. Tales son algunas de las ideas que el autor desarrolla en este artículo.