Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Post Type Selectors
Filtrar por categoría
+57 Conexión Colombia
Actualidad Industrial
Agro
Apunte Económico
Bernardo Useche
Blog
Boletín del sector agropecuario
Boletín mensual
Boletines
Cambio Climático
Cartilla
Cedetrabajo en las regiones
Ciencia
Comercio exterior
Comunicados de prensa
Enrique Daza
Eventos
Género
Helen Rojas
Helen Rojas
Industria
Informe SIA
Internacional
Investigaciones
Justicia Tributaria
Leonardo Jiménez
Mercado Laboral
Miguel Ángel Rodríguez
Nuestros análisis
Problemática Social
Publicaciones
Salud
TLC

¿Usas la inteligencia electoral?

Ene 31, 2014

Por: Editor Cedetrabajo
Tu voto puede estar equivocado  Conoces a alguna persona que se levante a diario pensando: hoy deseo estar peor que ayer, que todo me salga mal, que la comida esté maluca, que el Transmilenio esté más lleno, que mi jefe me grite y mi profesor haga un quiz sorpresa. Sería extraño, ¿verdad? Al contrario, siempre […]

Tu voto puede estar equivocado

 Conoces a alguna persona que se levante a diario pensando: hoy deseo estar peor que ayer, que todo me salga mal, que la comida esté maluca, que el Transmilenio esté más lleno, que mi jefe me grite y mi profesor haga un quiz sorpresa. Sería extraño, ¿verdad?

Al contrario, siempre despertamos con la esperanza de que las cosas mejoren: que nuestro equipo de fútbol gane, tener más tiempo para dedicar a la familia, que el sueldo alcance para darnos un gustico con los amigos. Lo natural es siempre querer vivir mejor.

¿Es posible un día levantarnos en nuestro país y estar mejor? ¿sólo encontrar buenas noticias? Como si algo pasara de repente y los recibos de los servicios ya se hubieran pagado, el crédito del Icetex haya sido pesadilla y las EPS un mal chiste, que en la mesa abunden los alimentos y estemos felices de ir al trabajo. La buena noticias es que sí es posible; la mala es que no va a pasar por arte de magia.

Otros países hallaron la forma de mejor la calidad de vida de sus habitantes. ¿Cómo lo hicieron? ¿Por qué ellos sí pudieron y nosotros no? La respuesta es sencilla: no tuvieron más suerte que nosotros, pero sí trabajaron mucho más para que sus ciudadanos y dirigentes tomaran decisiones correctas para el beneficio de la mayoría.

Nosotros también podemos hacerlo. Es posible ofrecer un mejor futuro a nuestros hijos, a nuestros nietos. Estamos inmersos en tantos problemas cotidianos y personales, que rara vez dedicamos un poquito de nuestro tiempo para pensar qué podemos hacer para cambiar las cosas.

El día tiene 1.440 minutos. Si los colombianos dedicáramos -al menos- el 1% del día, 14 minutos y medio, para pensar y actuar por un futuro mejor para todos, el país cambiaría positivamente.

El domingo 9 de marzo, vamos a votar por las personas que votarán por nosotros durante 4 años. Esas personas van a decidir nuestro futuro.

¿Quieres tener un trabajo de calidad, bien remunerado, en el que te sientas a gusto, que te permita sacar adelante a tu familia? Entonces ¿por qué sigues votando por las mismas personas que te condenan a una vida de necesidades y angustias, que conducen al país al atraso y al subdesarrollo con los TLC?

 

¿Ya sabes cómo votó tu congresista por ti en los TLC? Es hora de que votes por quienes realmente te representan. Estas a tiempo de usar la inteligencia electoral para escoger bien.

 

TLCaldesnudo.com

 

 

 

Comparte esta publicación

Publicaciones Relacionadas

Traducir »