• Categoría de la entrada:Sin categoría
carbón
EL ESPECTADOR 27 agosto 2015

El carbón puede caer por debajo de US$50 por tonelada métrica este año, dado que un exceso de oferta se combina con una caída en las monedas de mercados emergentes, que apoyan las exportaciones.

El aumento del dólar estadounidense, en un nivel cercano al más alto desde por lo menos 2005, contra una canasta de 10 de las monedas principales, protegió las ganancias de los productores, desde Australia hasta Colombia. China, el mayor consumidor mundial, está recurriendo a alternativas más limpias, incluyendo las represas hidroeléctricas, para combatir la contaminación, que está matando a 1,6 millones de personas al año. El abastecimiento marítimo mundial crecerá 1,2% este año, mientras la demanda podría contraerse 2,8%, según Deutsche Bank AG.

“La demanda está cayendo en todas partes, sin embargo, la producción sigue aumentando en muchos lugares”, dijo por teléfono Thomas Pugh, economista en Londres de Capital Economics, el 20 de agosto. “Mucho de eso es debido al movimiento de divisas, debido a la caída de los precios del petróleo, especialmente en lugares como Rusia, Colombia y Australia”.

El carbón de referencia del próximo año en Europa podría caer hasta US$45, antes de subir a US$53 por tonelada a finales de año, de acuerdo con Diana Bacila, analista en Oslo de Nena. Mientras los precios por debajo de US$50 “no son sostenibles”, podrían caer por debajo de ese nivel antes de que finalice el año, dijo Eugen Weinberg, analista de Commerzbank en Fráncfort.

El carbón en Europa cayó por octava semana hasta el 21 de agosto, su racha de pérdidas más larga desde enero, según datos del corredor compilados por Bloomberg. El contrato subió 0,7% a US$51,85 la tonelada el miércoles, recortando su caída desde un récord en julio de 2008 al 76%.

Los cinco mayores exportadores del mundo incrementaron las ventas en el primer semestre de este año, ganando los envíos combinados de Indonesia, Australia, Rusia, Colombia y Sudáfrica un 0,1% para llegar a 343 millones de toneladas, según muestran datos del gobierno y las estimaciones de Bloomberg Intelligence. El aumento podría cambiar un déficit de 34 millones de toneladas en el mercado marítimo en 2014 por un superávit de 10 millones de toneladas este año, según Deutsche Bank. El declive del petróleo a un mínimo de seis años también redujo los costos de operación en las minas.

Tras nuevos descensos en los próximos meses, el carbón europeo del próximo año se estabilizará y terminará el año en US$52,50, es decir, 1,3% por encima del precio del miércoles, según la mediana de siete estimaciones de los analistas compilados por Bloomberg.

Los precios mundiales del carbón “probablemente pueden bajar mucho más”, dijo Pugh. “Mucho de esto se debe a la presión a la baja procedente de la falta de demanda en China, Estados Unidos y Europa. Todo el mundo ha estado apostando a que la India tomaría el relevo y simplemente parece que no lo están haciendo”.