Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Post Type Selectors
Filtrar por categoría
Actualidad Industrial
AnalíCELU
Apunte Económico
Banner
Bernardo Useche
Blog
Boletín del sector agropecuario
Boletines
Cedetrabajo en las regiones
Ciencia
Comunicados de prensa
Concriterio
Ecopetrol al día
Enrique Daza
Eventos
Helen Rojas
Informe SIA
Investigaciones
Leonardo Jiménez
Miguel Ángel Rodríguez
Nuestros análisis

Acuerdo de Punto Final: Verdades a Medias

Mar 31, 2022

Por Bernardo Useche, Psicólogo de la Universidad Nacional de Colombia, PHD en Sexualidad Humana del IASHS de San Francisco, CA y PhD en Salud Pública de la Universidad de Texas en Houston.

El pasado 14 de marzo el presidente Duque anunció que había cumplido con el Acuerdo de Punto Final puesto que se han cancelado $6.1 billones en deudas del sistema de salud y que antes de finalizar su mandato, se pagarán $1.2 billones más. Hizo énfasis en que se le pagaron $4.6 billones a 1597 IPS incluyendo 403 hospitales públicos (ver enlace).

En julio de 2019 Duque lanzó el “Acuerdo de Punto Final” (APF), anunciándolo como la medida más trascendental que se haya tomado para sanear financieramente el sistema de salud.  En realidad, el objetivo del acuerdo siempre estuvo limitado a “identificar las deudas de la nación y los departamentos con las EPS”, y a promover o recomendar que las EPS, una vez se les pagara, voluntariamente, hicieran lo propio y pagaran lo adeudado por estas instituciones a hospitales y clínicas.  En otras palabras, el Acuerdo de Punto Final nunca fue una propuesta real de solución definitiva al desequilibrio financiero entre los actores del sistema de salud, toda vez que se diseñó para atender exclusivamente al pago por recobros de servicios no incluidos en el plan de beneficios (llamados No POS), sin garantizar que los recursos fluyeran para pagar a las IPS, al talento en salud y a los trabajadores del sector.

Ciertamente en los 2 años y 7 meses transcurridos, la ADRES giró los recursos mencionados por el presidente. Sin embargo, las EPS siguen acumulando cartera con los hospitales y clínicas.  

Jorge Alberto Toro, director ejecutivo de la Asociación Nacional de IPS (UNIPS) calcula en $18.5 billones el monto de lo que se adeuda a los hospitales y clínicas y en $6.5 billones la cartera que han dejado de pagar las EPS hasta ahora liquidadas por el gobierno nacional (ver enlace). Por su parte, la Junta Directiva de la Asociación de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos, ACESI, al comentar el balance del presidente Duque sobre el APF, afirmó que: “Las deudas acumuladas por las Empresas Promotoras de Salud, según datos oficiales llegan a $10,5 billones, de las cuales, el 50% tiene una edad superior a 360 días. por lo que es necesario que esos recursos fluyan especialmente a los hospitales públicos, para que las empresas sociales se pongan al día con sus compromisos, especialmente los salarios de sus colaboradores que ya cumplen varios meses sin sueldo en varias regiones del país” (ver enlace).

Según el último estudio de cartera hospitalaria de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC) con corte a junio 30 de 2021 “… el valor total y real de la cartera por venta de servicios de salud (sin incluir el deterioro de cartera morosa por edades ) para el conjunto de las 205 instituciones que reportaron información …es de doce billones seiscientos noventa y ocho mil millones de pesos (12.7 billones de pesos, aproximadamente), con una concentración de cartera en mora (mayor a 60 días) del 55.6% (7.1 billones de pesos, aproximadamente)” (ver enlace).  El problema es más grave porque como bien lo saben las IPS, hay cuentas sin pagar de 2, 3, 4, 5 años y más, sin que el Estado en cabeza del presidente Duque haya asumido la responsabilidad que le corresponde. En este sentido, explica un funcionario de una importante IPS, el gobierno nacional es el principal deudor.

El presidente también anunció que se expedirá un decreto que permitirá a las EPS el uso obligatorio de sus reservas técnicas para pagar las deudas de la cartera corriente que hayan contraído con hospitales y clínicas. Medida propuesta de tiempo atrás y que con la pandemia se estableció con carácter voluntario sin que tuviera eco en las EPS. Dado que existen numerosas EPS que no cumplen las condiciones financieras, se encuentran intervenidas o en proceso de liquidación, y que seguramente se mantendrán requisitos para que las EPS puedan disponer de esas reservas, tales como una “evaluación del riesgo de mercado” para evitar pérdidas en esas inversiones, lo más probable es que el mencionado decreto no sea la solución definitiva a la desfinanciación causada a las IPS por el no pago oportuno de esa cartera. 

En síntesis, con el cierre de su Acuerdo de Punto Final, el presidente Duque le está cumpliendo básicamente a las EPS y al componente del aseguramiento del sistema de salud.  No así a las clínicas y hospitales públicos y privados.  Tampoco al talento humano ni a los trabajadores de la salud.

Nota original publicada en Más Colombia

Traducir »

Suscríbete a nuestro boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Gracias por suscribirte, pronto empezarás a reibir información de nuestro equipo.