Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Post Type Selectors
Filtrar por categoría
+57 Conexión Colombia
Actualidad Industrial
Agro
Apunte Económico
Bernardo Useche
Blog
Boletín del sector agropecuario
Boletín mensual
Boletines
Cambio Climático
Cartilla
Cedetrabajo en las regiones
Ciencia
Comercio exterior
Comunicados de prensa
Enrique Daza
Eventos
Género
Helen Rojas
Helen Rojas
Industria
Informe SIA
Internacional
Investigaciones
Justicia Tributaria
Leonardo Jiménez
Libro
Mercado Laboral
Miguel Ángel Rodríguez
Nuestros análisis
Problemática Social
Publicaciones
Salud
TLC

Lo de la desdolarización va en serio

Jun 27, 2023

Por: Editor Cedetrabajo
Por Enrique Daza, director de Cedetrabajo. Arrecia la tendencia hacia la desdolarización de la economía mundial, aunque no es tan rápidamente como muchos quisieran dado el poderío estadounidense, este año hay fuertes movimientos en ese sentido. Cuando varios gobiernos alternativos de América Latina crearon, a comienzos de siglo, la Unasur se habló insistentemente de una […]
Por Enrique Daza, director de Cedetrabajo.

Arrecia la tendencia hacia la desdolarización de la economía mundial, aunque no es tan rápidamente como muchos quisieran dado el poderío estadounidense, este año hay fuertes movimientos en ese sentido.

Cuando varios gobiernos alternativos de América Latina crearon, a comienzos de siglo, la Unasur se habló insistentemente de una moneda común que llego a llamarse Sucre. Esta moneda nunca se concretó. En 2017 se habló del petroyuan con la propuesta de que Arabia Saudita recibiría yuanes como pago de sus exportaciones de petróleo a China, rompiendo el acuerdo que el reino árabe había hecho con Estados Unidos para vender todo su petróleo en dólares y que fue la base del dominio del dólar en la economía mundial. Este acuerdo se concretó finalmente en 2023 y significó un distanciamiento importante de la monarquía árabe con Estados Unidos

Dos hechos han acelerado esta tendencia. El primero fue el conjunto de sanciones comerciales que Estados Unidos colocó a China a partir de 2018, lo cual llevo a que la potencia asiática creara un mecanismo alternativo para sus transacciones económicas denominado CIPS como medio para realizar transacciones eludiendo el sistema Swift manejado por Estados Unidos. El segundo fue la aplicación de duras sanciones por parte de Estados Unidos a Rusia, desde 2014 y que se profundizaron en 2022, a raíz de la guerra en Ucrania, incluyendo la exclusión de Rusia del mecanismo Swift, ante lo cual esta desarrolló su propio mecanismo denominado PESA, para hacer transacciones interbancarias.

Esto provocó un generalizado temor en muchos países que se sintieron vulnerables a posibles decisiones unilaterales de Estados Unidos de colocar sanciones en pos de sus intereses geopolíticos, cosa que ya se había visto en casos como Irán, Venezuela y Cuba entre otros.

Las autoridades de la potencia del norte manifestaron preocupación por la voluntad de muchos países de eludir el uso del dólar para sus transacciones comerciales. El propio senador republicano Marco Rubio señaló que en 2028 Estados Unidos no podrá sancionar a ningún país pues habrá muchos países que usen monedas distintas al dólar para sus transacciones. A pesar de eso solamente en 2022 las transacciones comerciales chinas en yuanes superaron a las efectuadas en dólares.


El propio senador republicano Marco Rubio señaló que en 2028 Estados Unidos no podrá sancionar a ningún país pues habrá muchos que usen monedas distintas al dólar para sus transacciones


El movimiento hacia el uso de otras monedas en el comercio internacional, no es equivalente a la tendencia a la desdolarización de las reservas internacionales pues, en abril de 2023, según el Fondo Monetario Internacional el dólar representaba el 54 % de las reservas mundiales mientras que el yuan tenía solamente el 2,5 % de esas mismas reservas y el euro cerca del 19 %.

De todas maneras, la importancia de China en el comercio internacional es creciente pues ya en 2021 el comercio internacional de este país, representó USD 6.064 billones de dólares casi un 30 % más que el de Estados Unidos que fue de USD 4.691 billones y esta diferencia se ha acrecentado con el déficit comercial de Estados Unidos con China y el hecho de que esta se ha convertido en el principal socio comercial de casi todos los países del mundo.

Recomendamos |Barreras para la transformación productiva

A raíz de las sanciones que Estados Unidos puso a Rusia por su intervención en Ucrania, lo cual representó millones de dólares perdidos por la Federación Rusa, se ha extendido una oleada de países que proponen la desdolarización comenzando por el abandono o disminución del papel del dólar en los intercambios comerciales.

Mientras tanto, Rusia ha intensificado sus esfuerzos de desdolarización en el último año, y Putin firmó una orden ejecutiva en marzo de 2022 que prohibía a los países «no amigos» firmar contratos de gas natural en cualquier moneda que no fuera el rublo.

En los últimos meses se ha acentuado esta tendencia hacia la desdolarización como lo corroboran declaraciones de muchos dirigentes mundiales.

En enero de 2023 Brasil y Argentina anunciaron el comienzo de preparativos, para comerciar en sus propias monedas, el 21 de febrero Irak aprobó el uso de yuanes para su comercio con china. En marzo Francia vendió a China 65.000 toneladas de gas licuado a China en yuanes y ese mismo mes Brasil realizó un acuerdo con China para negociar en yuanes.

Por su parte India realizó en abril un acuerdo con Malasia para que los negocios con ese país se realizaran en rupias.

Uno de los factores que ha determinado el debilitamiento del dólar fue la denominada expansión cuantitativa que desde 2008 llevó a la emisión de millones de dólares en lo que se denominó el dinero de helicóptero, emisión que no correspondía a un aumento en la producción y que representó en los últimos 15 años un 40 % de aumento en los dólares en circulación que ha sido un determinante en la inflación desbordad recientemente

Ya el dólar no tiene la exclusividad en el comercio internacional y esta tendencia puede acelerarse con la propuesta de los BRICS (Brasil, India, China, India y Suráfrica) de lanzar su propia moneda la cual competiría con el dólar.

El hecho de que numerosos países hayan anunciado su deseo de vincularse a dicha organización puede agravar la situación para Estados Unidos. Ya numerosos países han anunciado su deseo de participar en ella tales como Argelia, Arabia Saudita, Argentina, Egipto, Bielorrusia entre otros. Sudáfrica habla de 18 solicitudes y otros de hasta 30. La vinculación a los BRICS o al nuevo Banco de Desarrollo implica un desacople de una forma u otra del dólar.

 Muchas veces en la historia la realidad política y geopolítica se adelanta a los procesos económicos y aunque la voluntad de la desdolarización es clara por parte de muchos actores. Estados no se dejará desbancar pasivamente.

Nota original publicada en Las 2 Orillas.

Comparte esta publicación

Publicaciones Relacionadas

Traducir »